El Banco de España avisa que controlar el precio del alquiler puede provocar nuevas subidas
El organismo avisa que las ayudas a los inquilinos por el covid-19 pueden generar mermar la seguridad jurídica del mercado a largo plazo

El Banco de España insiste en rechazar los controles de precios en el mercado del alquiler, una opción que el Gobierno estaba explorando antes del estallido del coronavirus. En un informe publicado este viernes, el regulador avisa de que esta iniciativa puede ser contraproducente y aboga por incrementar la oferta de pisos en alquiler para rebajar las tensiones en el precio.

«Los controles de precios no atajan la principal causa subyacente al problema, que es la insuficiencia de la oferta para satisfacer la demanda, y, de hecho, podrían generar una contracción adicional de la oferta en las áreas reguladas, así como un incremento en el medio plazo de los precios fuera de esas áreas», suscribe el organismo en su informe, en el que analiza el mercado de la vivienda entre 2014 y 2019.

Además, el regulador también cuestiona los incentivos aprobados por el Ejecutivo para inquilinos afectados por la covid-19. A corto plazo pueden «mitigar» el impacto de la pandemia, pero a largo podrían generar «distorsiones en el mercado del alquiler que acaben mermando su seguridad jurídica, lo que desincentivaría el necesario incremento de la oferta para absorber el aumento estructural de la demanda documentado en este trabajo».

La institución dirigida por Pablo Hernández de Cos reconoce que todavía es pronto para evaluar de forma exhaustiva el impacto del coronavirus en el mercado, pero ya vaticina que generará «un profundo efecto contractivo sobre las rentas y la actividad económica, al menos en el corto plazo, que previsiblemente impactará en la situación del mercado inmobiliario».

 

Salarios más bajos en los jóvenes

El Banco de España analiza asimismo el encarecimiento del alquiler producido durante el último lustro, considerando que este se debe a un mayor crecimiento de la demanda respecto a la oferta. Esta tendencia se debe a fenómenos como al «deterioro de la situación del mercado laboral para los jóvenes». El organismo acredita que el salario medio en 2018 de los trabajadores de entre 20 y 24 años era un 8,3% inferior al de 2008, en términos nominales, mientras que este diferencial sería algo menor en el caso de los trabajadores de entre 25 y 29 años (5,1%) y aquellos de entre 30 y 34 años percibirían un salario levemente superior al de 2008 (1,3%).

En el lado de la oferta, el Banco de España hace referencia a fenómenos como el «desplazamiento de la vivienda residencial hacia la turística». Tal y como informó ABC, en los últimos meses esta tendencia se ha revertido por el estallido del coronavirus y su impacto en el sector turístico. El informe también hace referencia al impacto en el mercado de las socimis y los fondos de inversión, lo que presenta «ventajas en términos tanto de profesionalización de la actividad como de la eficiencia de las carteras de los inversores minoristas».

Estos factores están dificultando el acceso a la vivienda en alquiler por parte de determinados colectivos. Respecto a la vivienda en propiedad, el Banco de España destaca que a finales de 2019 las condiciones de acceso «eran muy exigentes para aquellos colectivos, como los jóvenes, que no habían podido acumular un ahorro previo para cubrir la parte del coste de adquisición que no podían financiar con crédito». La institución también pone de manifiesto la heterogeneidad que existe en este ámbito.

Diferentes impactos

San Sebastián, Barcelona, Bilbao, Madrid y Cádiz presentan las tasas de esfuerzo para la compra más elevadas, superando más de 1,5 veces el esfuerzo mediano de las capitales de provincia españolas. De forma similar, Barcelona, Madrid, Bilbao y San Sebastián encabezan el esfuerzo por hogar en el mercado del alquiler en 2016.

¿Qué solución propone el Banco de España para revertir esta situación? Incrementar la oferta de viviendas. La institución considera que la falta de «stock» genera «dinámicas alcistas en los precios», que pueden agravar el acceso a la vivienda en determinados colectivos. Por ello, aboga por potenciar la oferta de viviendas en alquiler dirigidas especialmente a colectivos vulnerables.

Espacio patrocinado por AlquiMálaga, la inmobiliaria de alquiler garantizado en Málaga

Deja un comentario

WhatsApp ¿Hablamos por WhatsApp?